6 mitos sobre el ejercicio físico

mitos ejercicio

A cualquier persona le gustaría poder adelgazar o poder tonificar su cuerpo de manera rápida, por eso surgen multitud de mitos sobre el ejercicio y la nutrición, los cuales siguen perdurando en la cultura. Sin embargo, es un error continuar creyendo estas afirmaciones, pues pueden ser más perjudiciales que beneficiosas. Hoy, en Medirval te desmentimos estas creencias:

Tan solo hace falta hacer ejercicio una o dos veces a la semana - Falso

Según los expertos, son necesarios al menos tres días de ejercicio a la semana de forma estructurada. También, sería conveniente hacer ejecicios para adaptarlos a tu rutia diaria y mantener un buen nivel de salud.

El mejor momento para hacer ejercicio es por la mañana - Verdad a medias

Se recomienda realizar ejercicio en aquel día en el cual se pueda realizar de forma consciente y pueda convertirse en un hábito. Aunque, existen estudios que sugieren que realizar ejercicio físico a primera hora de la mañana puede ser más efectivo a la hora de perder peso.

La grasa puede convertirse en músculo - Falso

A nivel fisiológico, es imposible que el cuerpo convierta la grasa en músculo. La mejor forma de eliminar tejido graso es realizando una dieta saludable. Expertoas afirman que el levantamiento de pesas también es una buena forma de reducir la grasa corporal.

Los puzzles y juegos son la mejor opción para llevar a cabo un "entrenamiento cerebral" - Falso

La verdad es que, realizando ejercicio físico simplemente, se mejoran las habilidades cognitivas. También se apunta que el ejercicio físico aeróbico (bicicleta, running) protege el cerebro y previene el Alzehimer.

Realizar ejercicio es la mejor forma de perder peso - Falso

Hacer ejercicio continuadamente sin variar la dieta o la alimentación es inútil. Los cambios en los hábitos alimenticios o en la dieta son realmente los que logran dicha pérdida de peso.

Para marcar abdominales, hay que hacer ejercicios abdominales - Falso

Ya hemos hablado de ello, perder grasa localizada en una parte del cuerpo en concreto no es posible y, ejercitar esos músculos en concreto no implica quemar la grasa que los recubre.