¿Qué beneficios aporta la fisioterapia a los enfermos de Párkinson?

​El Párkinson es una enfermedad degenerativa que afecta al sistema nervioso en relación a la coordinación de la actividad y de los movimientos. El primer médico que habló de ella fue James Parkinson (de ahí su nombre) en 1817. Cuando esta enfermedad se desarrolla comienza a darse la degeneración y muerte de las neuronas llamadas dopaminérgicas, que cumplen funciones en el sistema nervioso central. Cada año el día 11 de abril se celebra el Día Mundial del Párkinson.
 
Como ya hemos comentado el párkinson afecta al movimiento del cuerpo, por lo que, la fisioterapia, especialidad en la que trabajamos en el Centro Médico Medirval, supone un apoyo para estos pacientes. Ayuda a mejorar la movilidad y facilita la integración, la autonomía y las rutinas diarias de los mismos. A continuación, veremos cómo.
 
Los masajes son favorables a la hora de reducir la rigidez y tensión de los músculos, además de mejorar la circulación de la sangre. Otro método es la rehabilitación física, en la que se practican ejercicios supervisados por un especialista, el cuál decidirá aumentar progresivamente el ritmo de estos, según avance el paciente. La hidroterapia es otra disciplina que puede resultar beneficiosa para los enfermos de párkinson, puesto que al no haber gravedad en el agua se facilitan los movimientos.