Cómo combinar ejercicio físico y dieta para no lesionarme

image-1061660-72747787_m-6512b.w640.jpg

Cada vez es más común encontrar a personas que quieren adelgazar que acuden a la consulta de fisioterapia con dolores. Muchas veces estos problemas musculares y articulares aumentan cuando las personas comienzan a hacer ejercicio físico para luchar contra la obesidad. Los fisioterapeutas tenemos un papel muy importante en ayudar a los pacientes que se encuentran en esta situación.

Cómo afecta la obesidad a nuestro cuerpo

La obesidad es el quinto factor principal de riesgo de muerte en el mundo y es un estado de salud que predispone a muchas enfermedades metabólicas graves. Entre ellas destacan las enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, apnea del sueño, ictus, osteoartritis, algunas formas de cáncer etc. Además las personas con obesdiad van a tener más posibilidades de sufrir dolores crónicos musculares y articulares.

Lo más importante de todo, es que la obesidad se puede prevenir de manera fácil y sencilla. Simplemente hay que llevar una dieta sana y equilibrada además de hacer ejercicio físico de manera regular.

Qué consejos te podemos dar para hacer deporte sin hacerte daño

En consulta, los fisioterapeutas te pueden ayudar en muchos sentidos cuando una persona con obesidad quiere empezar a hacer deporte:

Por un lado revisaremos el estado de las articulaciones para ver como se mueven y desbloquear aquellas que lo necesiten. Además enseñaremos como se deben posicionar los miembros inferiores y la columna para evitar que el ejercicio produzca lesiones.

Por otro lado valoraremos el estado muscular general del paciente. Así sabremos  que músculos necesitan más trabajo y que otros músculos necesitan estirarse o relajarse. Enseñaremos estiramientos específicos según las necesidades. Con técnicas suaves y poco dolorosas podemos relajar los músculos que se sobrecarguen más según la actividad física.

Además podremos ayudarte con el tipo de ejercicio que mejor se adapte a tus necesidades y con la carga de trabajo según el estado general de cada paciente.  Siempre habrá que comenzar a hacer ejercicio físico de forma progresiva. Nunca hay que olvidarse de un calentamiento y de hacer estiramientos.  De esta manera se pueden prevenir lesiones  ya que el cuerpo se irá adaptando poco a poco a los cambios. No olvidemos que fisioterapia simplemente significa tratamiento a través de medios físicos.

Para cualquier duda, acude a un profesional como los que encontrarás en Centro Médico Medirval.