¿Cómo prevenir la depresión?

depresión

Sufrir una depresión es algo más normal de lo que parece y en muchas ocasiones lo hacemos sin ni siquiera darnos cuenta de que hemos llegado a tal punto de negatividad, apatía o tristeza que estamos inmersos en ella. En España, según datos de 2015, un 5,2% de la población sufrió depresión, siendo el dato a nivel mundial del 4,4%, es decir, en todo el mundo, 322 millones de personas sufrieron de depresión. Desde Centro Médico Medirval queremos abordar este problema y cómo poder prevenir esta enfermedad.

Pero ¿es posible prevenir una depresión?

Pese a que nuestras respuestas puedan pasar por el terreno de lo indeterminado, dado que no es seguro que se pueda evitar al 100% la depresión llevándolas a cabo, por razones evidentes de que cada situación afecta de diferente forma a las personas, sí es cierto que hay ciertos comportamientos y formas de abordar las situaciones, así como actividades, que pueden alejarnos de sufrir un estado depresivo.

La depresión y sus síntomas

Pero antes de pasar a ofrecerte nuestros consejos de prevención, es importante entender que este tipo de enfermedades mentales pueden ser más peligrosas que algunas enfermedades físicas y pueden anularnos, así como ser muy complicado salir de ellas.

Entre los muchos síntomas de esta enfermedad podemos encontrar: la tristeza, ansiedad o el sentimiento vacío persistentes, la pérdida de interés en actividades que antes nos gustaba realizar, la fatiga o pérdida de energía, la pérdida de autoestima, jaquecas o cefaleas, problemas digestivos, dolor crónico, pensamientos o ideación suicida, intentos de suicidio, pesimismo, culpa, inutilidad o desesperanza, entre otros.

Prevenir la depresión

Es importante que aprendas a manejar tus emociones, a regularlas para que no se desborden y no te dejes arrastrar por el torrente de emociones que puede llegar en una situación dura. Debes llevar una dieta saludable y hacer ejercicio para activar las endorfinas, las cuales mejoran tu sensación de felicidad y bienestar. Practica además tus hobbies, te ayudarán a que te sientas satisfecho y realizado.

Ten una vida social activa. Es bueno estar acompañado en los momentos difíciles y nuestros amigos y familiares pueden ser el punto de apoyo que necesitamos. Es necesario, además, aceptar la situación y no castigarnos por los errores que hayamos cometido, es necesario aprender de ellos y perdonarnos, pues de lo contrario solo nos sumergiremos en la culpa.

Evita el alcohol y las drogas, así como las situaciones que potencien el estrés y la ansiedad. Duerme las horas necesarias y ante la aparición de los síntomas es importante acudir a un especialista, que te ofrezca un tratamiento acorde a te necesidades.