Dolores referidos viscerales

dolor visceral

Los dolores referidos son aquellos que ocurren a distancia, es decir, que las terminaciones nerviosas no tienen ningún problema, pero el dolor se produce porque las distintas estructuras están controladas por la médula espinal. Una lesión en una zona puede causar un dolor en otra porque la unión final de las vías nerviosas concurre en el mismo lugar.

La zona de la médula que recoge ese dolor visceral también capta otros dolores de la piel. Entonces, esa información de dolor que llega al cerebro no se puede discriminar si es de una zona o es de otra. El cerebro reconoce un dolor cutáneo en lugar de visceral.

Dónde se manifiesta el dolor

Algunos dolores del corazón se notan en ciertas zonas del pecho izquierdo, en la parte más interna del brazo e, incluso, en la mandíbula. Los del hígado se manifiestan por el hombro y la zona escapular derecha y los de estómago en el apéndice, así como los del páncreas se pueden observar en el abdomen.

 Un buen diagnóstico ayuda a dilucidar la procedencia del dolor para poder dar el tratamiento más efectivo a cada paciente. Con un estudio o unos tests hacia el paciente, se puede llegar a la solución de la lesión sin perjudicar otras áreas del cuerpo y no comprometer el resto de la salud del paciente.