Egipcio, griego o romano: ¿Qué tipo de pie tienes?

pies de diferentes tamaños sobre la hierba
Los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo. ¿Por qué? Por muchos motivos, entre ellos: son los que soportan nuestro peso diariamente y gracias a los que podemos desplazarnos de un lugar a otro. Cada pie es único y existen muchas y muy diferentes clasificaciones en función de su anatomía. Hoy queremos hablaros de una de las más comunes, la tipología según el tamaño de los dedos.

La diferencia radica, principalmente, entre el tamaño de los dedos primero y segundo del pie y los nombres están relacionados con antiguas civilizaciones de la historia de la humanidad
  • El más habitual es el pie egipcio, aquel que tiene el segundo dedo más corto que el primero. Aproximadamente lo poseen entre un 50 y un 60% de las personas. Es el patrón que siguen los fabricantes de zapatos para realizar las hormas de los calzados.
  • Aquellos que tienen el segundo dedo más largo que el primero tienen el denominado pie griego. Alrededor de un 15% de la población tiene este tipo de pie. Cuando la longitud del segundo dedo es excesiva existe la posibilidad de que se pueda posicionar “en garra”. La principal causa de esta deformación es la compresión que sufren por la falta de espacio en el calzado. Por eso, escoger un calzado amplio y cómodo es fundamental para evitar estos problemas.
  • Los menos frecuentes son los llamados pie romano o pie cuadrado, que tienen el primer y segundo dedo de la misma longitud. Suelen ser pies más anchos que necesitan hormas especiales.
En Medirval contamos con un excelente equipo de podólogos. ¡Pide cita con nosotros