Fisioterapia tras un cáncer de mama

fisioterapia cancer de mama
En la actualidad el cáncer de mama, es el más diagnosticado en mujeres y con este también su índice de supervivencia de casi el 90 por ciento.

Una vez pasado este duro proceso, muchas de las afectadas, consiguen retomar sus vidas con normalidad, a pesar de los agresivos tratamientos a los que han sido sometidas para la remisión del cáncer. Estos tratamientos provocan efectos secundarios que podrían seguir desarrollándose y persistiendo durante muchos años más pasado ya el tratamiento.

Muchos de estos problemas derivados de los tratamientos, podrían ser resueltos si se tratan de forma efectiva y se toman medidas a tiempo. Para esto será necesario realizar una revisión previa a la intervención quirúrgica y el tratamiento, y a partir de esto realizar un seguimiento para poder observar cualquier incidencia o futuro inconveniente que se pueda ocasionar el tratamiento y prevenirlo desde el primer momento.

Problemas comunes y tratamientos


Uno de los problemas más comunes tras estas terapias y tratamientos, es el dolor de brazos persistente, estudios recientes han demostrado que estos daños producidos por los tratamientos, pueden ser reducidos y aliviados con un buen tratamiento de fisioterapia continuado.

A medida que avanzan los estudios también avanzan los descubrimientos de nuevos tratamientos y las ventajas de estos para poder facilitar y mejorar la calidad  de vida a muchas personas. Este es un claro ejemplo para muchos de estos casos, en los que tras un fuerte tratamiento con algunas secuelas, la fisioterapia ayuda a prevenir esos malestares e incomodidades producidas.

Cada vez hay más especializaciones dentro de este sector y esto hace que los procesos de recuperación, sean en cada caso más específicos y más adecuados a cada problema o daño pudiendo con esto mejorar la salud y prevenir en un futuro la aparición de posibles daños ocasionados por los tratamientos del cáncer.

Con estas medidas podremos mejorar tanto nuestra calidad de vida como poder prevenir posibles daños adversos tras los tratamientos.

Si necesitas más información, ¡contacta con nosotros!