¡Protege tus pies en verano!

pies de diferentes tamaños sobre la hierba

Después de una primavera especialmente lluviosa,  por fin empieza el verano. Época de piscina, playa, vacaciones, terrazas… y todo envuelto de altas temperaturas. Protegerse la piel y los ojos de los rayos de sol está a la orden del día, pero son muchas las  partes del cuerpo que hay que cuidar en esta estación. Hoy queremos dar algunas recomendaciones para el cuidado de los pies en verano.

Uso de chanclas en zonas públicas
Los hongos son una de las enfermedades de los pies más frecuentes en el periodo estival. Para evitar su alto nivel de contagio es imprescindible el uso de chanclas en todas las zonas públicas que puedan suponer un riesgo (piscinas, termas, vestuarios, baños públicos…). Las ampollas son otra afección muy frecuente, aparecen por el calor y el roce con el calzado y es conveniente pincharlas y desinfectarlas, pero no arrancarlas.

Calzado con buena sujeción
A pesar de llevar un calzado abierto, el pie debe ir bien sujeto. Esta es la principal máxima que hay que seguir a la hora de elegir zapatos. Para los zapatos de tacón, siempre serán más recomendables los modelos de tacón ancho y de una altura media.

Higiene e hidratación
Para que los pies se mantengan en buen estado la higiene y la hidratación son dos factores muy importantes. Es importante lavarlos al menos dos veces al día e hidratarlos con crema.

En Medirval contamos con un excelente equipo de podólogos, ¡contacta con nosotros si requieres de su atención!