Psicología y psiquiatría: diferencias

En el ámbito de la salud se confunden frecuentemente algunas especialidades, como es el caso de la psicología y la psiquiatría. Si bien es cierto que hay semejanzas entre ellas, la principal es que ambas estudian el comportamiento de la mente humana y velan por la salud mental. Sin embargo, hay muchos otros aspectos que las diferencian y en ellos vamos a hacer hincapié hoy, para ayudar a que no se dé más esta confusión entre disciplinas.
Psicóloga en consulta tomando notas
Para empezar, la formación que hace convertirte en un psicólogo o en un psiquiatra es bien distinta. Para ser psicólogo hay que estudiar un Grado de Psicología, mientras que para ser psiquiatra hay que graduarse en Medicina y posteriormente especializarse en Psiquiatría. Esto quiere decir que el psicólogo tendrá mayores conocimientos del cuerpo humano y de cómo funciona el sistema neurológico, mientras el psicólogo estará más especializado en las ciencias sociales.
Además, el método de intervención de ambos es diferente. Mientras el psiquiatra trata las enfermedades mentales más graves y, al ser un médico, está capacitado para recetar medicamentos; el psicólogo se dedica a orientar los hábitos y las conductas humanas y pone énfasis en las relaciones sociales y culturales.

Lo que está claro es que ambas profesiones son complementarias. En Medirval tenemos tanto especialistas en psicología como en psiquiatría, que se encargarán de realizar un tratamiento completo y eficaz, según las necesidades de cada paciente.