Síndrome postvacacional, ¿cómo evitarlo?

Depresión postvacacional
Depresión postvacacional

Según los estudios, el síndrome postvacacional afecta a 1 de cada 3 trabajadores y últimamente se observa que también está afectando a niños según la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC).

Este síndrome, también llamado depresión postvacacional, es un trastorno temporal físico y psicológico. Aunque no se puede considerar una enfermedad, sus síntomas están relacionados con cambios reales. Su duración va desde unos días hasta semanas, pero si se extiende más en el tiempo, se puede considerar que este trastorno tiene un origen más profundo y complejo y se debe acudir a un médico especializado.

Personas susceptibles a sufrir síndrome postvacacional

  • ​Las personas menores de 45 años.
  • Personas que han disfrutado de un periodo vacacional largo, sobretodo si han ido de viaje.
  • Personas que realizan un cambio brusco de vida al reincorporarse al trabajo.
  • Personas desencantadas o molestas con su trabajo, pero que no pueden dejarlo.
  • Personas que tienen trabajos rutinarios.
  • Personas que tienen poca vida cultural, ociosa o emocional fuera del trabajo.
  • Personas que idealizan las vacaciones como recompensa de su esfuerzo en el trabajo.

Cómo combatir el síndrome postvacacional

Este trastorno puede evitarse o atenuarse si se siguen una serie de estrategias recomendadas por la SemFYC. Estas claves afectan física y emocionalmente, vamos a exponer estos puntos.

Estrategias físicas

  • ​Regresa a tu hogar unos días antes y vete adaptándote a los horarios y a tu ritmo de vida.
  • Intenta reincorporarte al trabajo en mitad de la semana para que se te haga más corta.
  • Acuéstate pronto los primeros días de trabajo para que te vayas adaptando al horario.
  • No acometer todo el trabajo de golpe, si no de forma gradual.
  • Haz deporte para cansarte y dormir mejor.

Estrategias psicológicas

  • Antes de volver a casa, disfruta de tu vida de ocio (vete al cine, sal tomar algo con tus amigos...)
  • Realiza actividades los fines de semana (salidas al campo, paseos...)
  • Apúntate a alguna actividad que te interese para estar distraído de tu rutina diaria.

Si necesitas más información, ¡contacta con nosotros!