Tendencias en fitness para el 2019

fitness

Los expertos del American College of Sports Medicine (ACSM) nos adelantan los 20 imprescindibles de la actividad física. Aquí van sus favoritos.

  1. Tecnología 'wearable'. Cada vez son más las personas que optan por monitorizar su actividad física en busca de una motivación extra para seguir mejorando en sus entrenamientos o simplemente para tratar de introducir más movimiento en su día a día. Puesta al servicio de la salud, la tecnología sirve también para evaluar la calidad del sueño.
  2. Entrenamientos en grupo. Las sesiones dirigidas ganan protagonismo. Los expertos destacan la fuerza del grupo (siempre bajo la dirección de un profesional cualificado que conduzca al colectivo hacia la consecución de unos objetivos) como factor clave de motivación.
  3. Entrenamientos interválicos de alta intensidad (hiit). Breves, intensos y muy eficaces, estos entrenamientos ayudan a quemar calorías a lo bestia pero no son aptos para todos los públicos, sólo para aquellos que gocen de una buena forma física previa ya que elevan a tope el ritmo cardíaco.
  4. Programas específicos para mediana edad. Se han convertido en el target prioritario de los clubs de fitness que se están especializando para ofrecerles actividades a medida de sus necesidades.
  5. Entrenamiento con el peso corporal: El cuerpo se ha convertido en el mejor instrumento para ponerse en forma. Gran protagonista de los entrenamiento funcionales, utilizar el peso corporal para potenciar nuestra condición física, además de barato, eficaz y sencillo, es la opción más natural.
  6. Profesionales cualificados. La actividad física es uno de los pilares de la salud pública y, como tal, cada vez se da más importancia al hecho de sus profesionales cuenten con una certificación oficial que les acredite para desempeñar su labor.
  7. Yoga. Esta disciplina milenaria se posiciona como una de las opciones con más adeptos para sanar cuerpo y mente.
  8. Entrenamiento personal: Es, sin duda, la vía más efectiva hacia la consecución de los objetivos. Por su profesionalidad y dedicación, los entrenadores personales se han convertido en auténticos garantes de la salud pública.
  9. Entrenamiento funcional: Se trata de ponerse en forma con ejercicios que nos sirvan para ser más efectivos en nuestra vida cotidiana. Estas sesiones están confeccionadas para potenciar la fuerza, la resistencia, el equilibrio y la coordinación, tonificando los músculos en su conjunto (como contraposición de las rutinas en las que se trabajan de forma aislada) y con el 'core' como centro neurálgico.
  10. Ejercicio como medicina: Convertida en una tendencia global, cada vez son más los profesionales de la Medicina que incluyen la actividad física como parte de sus recomendaciones a sus pacientes.