Tratamiento de ondas de choque

Tratamiento de ondas de choque

En Centro Médico Medirval queremos compartir contigo un tratamiento altamente gratificante y muy efectivo para recuperarte tras una lesión y que podrás realizarlo en nuestras instalaciones de Toledo.


Se trata del tratamiento a base de ondas de choque. Consisten en ondas acústicas de alta frecuencia y energía que se aplican en el tejido de la zona de lesión para sanarlo y devolverlo a su estado original. Los orígenes de esta técnica se remontan al ámbito médico, ya que se empleaba para eliminar y disolver cálculos renales. A día de hoy, es una alternativa muy utilizada en el área de la fisioterapia por su alta capacidad para recuperar lesiones.


Cómo funcionan

Las ondas de choque actúan en el tejido, lo reparan y contribuyen al crecimiento celular. De esta manera, también se calma el dolor y permite que se la movilidad del paciente. Por lo general, con esta técnica no se necesitará pasar por quirófano. Este tratamiento se aplica de 1 a 4 ondas de choque por cada segundo. Para que sean transmitidas, se aplica en la zona a tratar un gel ayudado de un transmisor.


La energía cinética del proyectil, generada por el aire comprimido, se transfiere al cabezal en el extremo del aplicador y se adentra en el tejido. El cuerpo responde ante estos ‘estímulos’. Se crea un efecto analgéniso y una reparación tisular paralela. En cuanto al efecto analgésico, este se debe gracias a la inhibición de la sustancia que es un neuropéptido que trabaja como neuromodulador y neurotransmisor del dolor.

Respecto a la regeneración tisular, esta se produce a corto plazo debido al incremento exponencial de la irrigación sanguínea y, por consiguiente surgen unos factores de crecimiento autólogos y de células madre.

¿Puedo aplicar este tratamiento para mi lesión?

Puedes aplicar las ondas de choque si padeces:

• Calcificación en tendón del supraespinoso y otras tendinopatías calcificantes.
• Tendinopatías degenerativas
• Epicondilosis humeral lateral y medial
• Tendinosis del hombro sin calcificación
• Tendinosis del manguito trocantéreo o trocanterosis
• Tendinosis cuadricipital
• Tendinosis rotuliana
• Tendinosis bíceps crural
• Tendinosis del tibial anterior, tibial posterior y peroneos
• Tendinosis aquílea: tendinopatía proximal y entesopatía insercional


Recuerda, este tratamiento siempre debe ser ejecutado por un especialista. Por eso, en nuestra clínica contamos con un equipo de profesionales cualificados para abordar este tratamiento.

El número de sesiones de ondas de choques depende de la patología que se debe tratar. Por lo general, el mínimo de sesiones se sitúa en 3, y el máximo en 5.

Una vez realizada la primera sesión, hay que evitar recurrir a medidas antiinflamatorias puesto que restarían eficacia al tratamiento. Además el especialista te pautará una serie de ejercicios que deberás realizar para notar la mejoría. La efectividad de la técnica depende tanto de la aplicación de las ondas de choque como de la impicación del paciente.

Hay tener en cuenta que la regeneración del tejido que se ha tratado no se habrá completado hasta pasado al menos 60 días, aunque sí se puede reducir e incluso eliminar el dolor mucho antes de este tiempo.
0 0
Feed

Dejar un comentario