Por qué tenemos agujetas y como quitarlas

Después de un tiempo de vida sedentaria o de no practicar deporte regularmente, se debe realizar ejercicio físico de manera paulatina. Hay que empezar poco a poco y no pretender hacer en un día lo que no hemos hecho en un año.


La intensidad de la actividad física se debe ir incrementando a medida que con el transcurso de las semanas nuestro cuerpo se va acostumbrando a esos niveles de actividad. Eso sí, una vez más hay que aumentar la actividad poco a poco y no olvidarse de estirar. Es la única manera de que no sufras un tirón o una rotura de ligamentos o las archiconocidas agujetas. ¿Sabías explicar por qué se producen y cómo eliminar las agujetas? En este artículo de Centro Médico Medirval lo descubrirás.


Síntomas
Las agujetas aparecen al día siguiente de haber practicado el sobreesfuerzo. Entre sus síntomas se encuentran:
  • Dolor muscular intenso y localizado
  • (parecido a pequeñísimas agujas, de ahí su nombre)
  • Disminución de la elasticidad
  • Molestias que duran entre 2 y 5 días

Causas

Se barajan dos hipótesis que son las siguientes:
  • Microlesiones musculares: esta teoría define la aparición de las agujetas como el resultado de esfuerzos intensos o prolongados en un músculo poco entrenado. Cuando un músculo no ha sido ejercitado, las fibras musculares se atrofian, son menos resistentes y se rompen. Cuando esto sucede, las células alimentan el músculo de iones de calcio y potasio que resultan irritantes. Se produce una inflamación y el característico dolor.
  • Cristalización del ácido láctico: supone una cristalización del ácido láctico en los músculos de tal manera que genera sensación de micropinchazos. Ingerir azúcar o bicarbonato reduce este efecto.
En cambio, esta teoría se ha demostrado que no es cierta porque:
  • Nunca se han llegado a observar microscópicamente dichos cristales
  • Se ha demostrado que las personas con la enfermedad de McArdle, incapaces de producir ácido láctico, también sufren de agujetas.

Prevención

Lo más importante es realizar un buen calentamiento y estirar el músculo antes y después de realizar el ejercicio. Asimismo, resulta esencial un aumento progresivo de la intensidad del entrenamiento para ir poco a poco adaptando las fibras musculares al esfuerzo.


Remedios contra agujetas

  • El azúcar o el bicarbonato no sirven para nada. Lo más efectivo es lo siguiente:
  • Tomar antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno o naproxeno)
  • Aplicación de frío
  • Masaje para aumentar el riego sanguíneo de la zona y disminuir el proceso inflamatorio
  • Realizar el mismo ejercicio que las ha provocado, pero con menor intensidad
  • Estiramientos suaves
0 0
Feed