My Blog

  • 15/10/2021 - Medirval 0 Comentarios
    El sedentarismo, una ‘práctica’ más que habitual

    Todo el mundo sabe que el ejercicio físico es importante para nuestra salud. Sin embargo, hay muchas personas que no practican ninguno. Según algunos estudios, el 25,8% de los españoles se encuentran en este grupo.

    Es una cifra preocupante, ya que el sedentarismo no sólo puede llevar a la obesidad, también a sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, colesterol, demencia e incluso algunos tipo de cáncer.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar 150 minutos semanales de una actividad física moderada, como puede ser caminar o pasear en bicicleta. A los que practican un deporte, el consejo es de 75 minutos.

    Son cifras irrisorias que la mayoría de las personas pueden cumplir. Es imprescindible estar concienciado e intentar que la falta de tiempo no sea el obstáculo. Y, si lo es, se puede poner remedio. Por ejemplo, ir por las escaleras, en vez del ascensor; bajarse del autobús una o varias paradas antes para obligarnos a andar…

    Las personas mayores o con dificultad de movilidad pueden practicar ejercicio sentados. Uno muy sencillo es la flexión de pies. Esta práctica es beneficiosa para la circulación y consiste en imitar el movimiento que se hace cuando se pisa el pedal de una máquina de coser. Por otra parte, el cuello también necesita moverse para evitar dolores en esta parte del cuerpo y en la espalda. Son muy útiles los ejercicios de estiramiento que imitan al gesto del ‘no’ (de un lado a otro) y al del ‘sí’ (barbilla hacia al pecho y, seguidamente, hacia arriba). Finalmente, los brazos igualmente han de ejercitarse. Una buena práctica es subirlos a la vez por encima de la cabeza y bajarlos hasta colocarlos en forma de cruz. 

    Leer más
  • 08/10/2021 - Medirval 0 Comentarios
    Las lesiones en los niños

    Tomar medidas para prevenir lesiones no es algo que sólo deban tener en cuenta los mayores. Los niños y adolescentes han de ser conscientes de que una lesión o un mal hábito pueden convertirse en una dolencia crónica. Por ello, es muy importante que adopten buenas rutinas, no sólo cuando practican algún deporte, también en su vida diaria, porque se encuentran en una etapa crucial en su vida; la de crecimiento.

    Hay tres tipos de lesiones en niños; las agudas, por sobreuso y las repetitivas.

    • Agudas: son las que se asocian a los traumatismos y suelen ser musculares, de cartílago y fracturas. Las ligamentarias y meniscales también se incluyen en esta categoría. Son dolencias que sufren más los adolescentes.
    • Por sobreuso. Estas lesiones son resultado de sobrecargas en los huesos, tendones, músculos o en el cartílago de crecimiento. Se producen frecuentemente por realizar una actividad de mucha intensidad, hacer un mal calentamiento o utilizar técnicas poco idóneas. Destacan dos enfermedades dentro de este tipo de lesiones: la de Osgood-Schlatter y de Sever. Los niños y adolescentes que sufren la primera tienen dolores por debajo de la rodilla, en la parte anterior. Respecto a los afectados por la enfermedad de Sever, sufren una inflamación del cartílago de crecimiento del talón, que se produce por la tensión muscular generada por el tendón de Aquiles y la planta del pie.
    • Repetitivas. Estas lesiones son las que aparecen cuando los chavales se incorporan de nuevo a una actividad deportiva sin haberse recuperado de su dolencia.

     

    Y, ¿cómo se pueden prevenir?

    El terreno de juego es un factor determinante para las lesiones. Por ello, hay que percatarse de que esté en buenas condiciones. La equipación deportiva ha de ser adecuada; es importante que calcen zapatillas deportivas de calidad, así como complementos (coderas, rodilleras…) homologados. Y, por supuesto, se ha de tener una buena hidratación y nutrición, ya que también son factores que influyen en las lesiones.

    Si tus hijos sufren algunas de estas dolencias, no dudes en venir a vernos. En Medirval te ofrecemos los tratamientos de fisioterapia más novedosos del sector. En nuestro centro contamos con profesionales especialistas en terapia física, que dan respuesta a los requerimientos relacionados con el movimiento corporal.

    Leer más
  • 28/09/2021 - Medirval 0 Comentarios
    ¿Qué es la Valoración del Daño Corporal?

    Para solicitar una incapacidad laboral se necesita un informe legal que indique que la persona no está apta para desarrollar su trabajo.

     

    Estos informes los realiza un perito, una vez que ha llevado a cabo lo que se denomina la Valoración del Daño Corporal (VDC).

     

    Esta actividad médica viene de la rama de la medicina legal y evalúa dolores, molestias, lesiones, secuelas o incapacidades que puede tener una persona después de sufrir un accidente, agresión, negligencia médica...

     

    En Centro Médico Medirval contamos con un equipo de especialistas que realizan los informes. Desarrollan su trabajo siguiendo una serie de parámetros médicos y legales, con los que determinan si existen alteraciones anatómicas o funcionales y psíquicas. Después, valoran las repercusiones derivadas de las mismas.

     

    No obstante, no sólo se tienen en cuenta las secuelas. También, otros factores como es el periodo de curación y hospitalización, la edad, profesión, la necesidad de cuidados e incluso los ingresos que se tenían antes de sufrir el daño.

     

    Con ello, el perito médico determina el daño corporal, el tiempo de curación, tratamientos y las repercusiones a nivel laboral, familiar y social.

     

    En cuanto al juzgador, teniendo en cuenta lo anterior, cuantifica las indemnizaciones y responsabilidades para, después, proponer una incapacidad absoluta (para todo tipo de trabajo), total (para la profesión habitual) o parcial (puede trabajar con determinadas limitaciones).

     

    Actualmente, muchas universidades y escuelas de postgrado cuentan, entre su oferta formativa, con cursos y másters en Valoración del Daño Corporal. A los alumnos se les enseña las funciones, procedimientos, técnicas e instrumentos de la peritación judicial. También, los diferentes tipos de peritaje, cómo interpretar el sistema de mediación...

    Leer más
  • 24/09/2021 - Medirval 0 Comentarios
    Los jóvenes, cada vez más sordos

    Una de las especialidades de Centro Médico Medirval es la otorrinolaringología, la cual se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del oído, la nariz y la garganta.

    Una de los problemas que están detectando nuestros profesionales, en los últimos años, es la pérdida de audición de los jóvenes y la poca atención que se le presta. Es importante que se le dé la misma que a la vista y se tomen medidas de protección.

    Las causas de los problemas auditivos de los jóvenes son obvias. Escuchan música con auriculares a volúmenes muy elevados, frecuentan lugares con altos niveles de ruido...

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha manifestado que más de 1.000 millones de jóvenes en el mundo están en riesgo de sufrir pérdidas de audición, y hace hincapié en los 43 millones, de entre 12 y 35 años.

     

    Consejos

    Prevenir es curar. Por ello, os damos algunos consejos sobre este problema.

    • No escuchar música con auriculares durante más de una hora al día.
    • Poner los dispositivos a un nivel máximo del 60% de la capacidad de sonido.
    • Asegurarse de que cumple la legislación europea. El volumen recomendado por la UE es 85dB como límite estándar en la salida de sonido.
    • Es preferible el uso de cascos a los auriculares de inserción.
    • Se deben ajustar bien. De este modo, aislarán el ruido del entorno y permitirán escuchar a volúmenes bajos.
    • Visitar al especialista para hacer una evaluación. Es recomendable a partir de los 11 años.
    Leer más
  • 17/09/2021 - Medirval 0 Comentarios
    Vuelta al trabajo, vuelta a las lesiones 'de oficina'

    Aunque sea difícil de creer, en ocasiones, las lesiones que podemos sufrir mientras trabajamos sentados frente a un ordenador pueden ser más graves que las que se tienen practicando deporte. Y es que, ocho horas sin apenas moverse llegan a producir lumbalgias y contracturas musculares en cuello y espalda, síndrome del túnel carpiano, fatiga visual y puede quedar atrapado del nervio cubital, entre otras dolencias.

    Lumbalgias y contracturas

    Se producen porque no nos sentamos bien frente al ordenador. Nuestra silla está más alta de lo recomendable, no apoyamos la espalda en el respaldo e inclinamos el cuello y hombros, la pantalla no está a la altura de los ojos... El 30% de los trabajadores comete estos errores y acaba con dolores y tensión en los omoplatos. Además, se acaba adquiriendo una postura anormal hacia adelante.

    Por otro lado, las malas costumbres posturales acaban por generar dolores de cabeza, espasmos musculares, afecciones de la mandíbula y disminución de la capacidad pulmonar.

    Fatiga visual

    Si sientes dolor y párpados pesados, picazón en los ojos, visión borrosa y dolores de cabeza, puedes estar sufriendo fatiga visual. Está generada por las largas horas que pasamos ante el ordenador y los papeles.

    Para combatirla, lo mejor es hacer descansos, usar lágrimas artificiales, parpadear rápidamente varias veces y hacer ejercicios de relajación ocular.

    Síndrome del túnel carpiano

    Este síndrome es cada vez más frecuente, ya que suele originarse con el uso prolongado del ratón del ordenador, y muchos de nosotros pasamos las horas con él.

    Sus síntomas son cosquillas en la punta de los dedos y cansancio en las muñecas. En ocasiones, los ejercicios no son suficientes para aliviarlos y hay que intervenir quirúrgicamente.

    Deterioro del nervio cubital

    El nervio cubital es uno de los tres nervios principales del brazo. Va desde el cuello hasta la mano y se encarga de la función de músculos de la mano y de la sensibilidad en los dedos anular y meñique.

    Cuando queda atrapado, acaba deteriorándose produciendo hormigueo en el antebrazo y dolor. Suele suceder al apoyar el codo en superficies duras durante muchas horas.

    En Medirval curamos, pero también prevenimos. Por ello, te invitamos a pasar por nuestra consulta y hablar con nuestros especialistas. Te explicaremos cuál es la ergonomía adecuada en tu puesto de trabajo.

    Leer más
  • 10/09/2021 - Medirval 0 Comentarios
    Artrosis en los pies

    La artrosis es una enfermedad de carácter crónico producida por el desgaste del cartílago de las articulaciones. Es la enfermedad reumática más frecuente, sobre todo, en personas de avanzada edad.

    Esta patología produce un desgaste del cartílago que recubre las articulaciones, empezando a crear una deformidad leve de la superficie articular que genera molestias al mover y cargar la articulación. Estos dolores se producen porque una de las funciones del cartílago es la amortiguación para proteger los extremos de los huesos y permitir el movimiento de la articulación.

     

    SÍNTOMAS. ¿QUÉ SEÑALES INDICAN LA ARTROSIS EN EL PIE?

    No hay un único procedimiento para el diagnóstico de la artrosis y, en la mayoría de los casos, se usan varios métodos (como un examen físico o radiográfico). Por ejemplo, la radiografía permite confirmar el diagnóstico al poder constatar el estado de las articulaciones. Los síntomas que pueden aparecer son:

    • Dolor y rigidez articular
    • Inflamación de la articulación afectada como los pies hinchados
    • Aumento de líquido en la articulación
    • Deformación de la estructura ósea

    Como consecuencia de la alteración estructural, todo ello puede estar asociado a:

    • Aparición de callosidades en los pies
    • Engrosamiento de las uñas y posibles uñas encarnadas
    • Alteración en la coloración de la piel de los pies

    La artrosis puede afectar a cualquier articulación, sin embargo, tiende a producirse principalmente en aquellas articulaciones sometidas a mayor sobrecarga de movimiento o a mayor presión como la rodilla, el pie o el tobillo.

    Leer más
© 2021 MEDIRVAL Todos los derechos reservados
Producido por BeeDigital