Talones agrietados

Talones agrietados

La piel del pie es diferente a la del resto del cuerpo. Se caracteriza por tener un mayor número de células adiposas. Es decir, un mayor espesor para amortiguar el continuo roce al caminar llegando a ser 50 veces más gruesa que la de la zona de la mejilla de la cara. Además, es pobre en sustancias grasas y, por este motivo, no cumple correctamente su función "hidratante".


¿QUÉ SON LOS TALONES AGRIETADOS?
Los talones agrietados son una alteración de la dermis que se produce cuando la piel de los pies está tan seca y, por ende, tan dura, que se empieza a desgarrar o fracturar de manera perpendicular. Debido a esta falta de hidratación, continuidad y elasticidad en la piel aparecen estas grietas que pueden venir acompañadas de dolor y, en ocasiones, pueden incluso sangrar.


SÍNTOMAS

La falta de hidratación puede presentarse de diversas maneras, algunos de los síntomas que nos lo indican son los siguientes:
  • Descamación
  • Picor
  • Enrojecimiento
  • Rugosidad y grietas, en los casos más extremos.

CAUSAS Y FACTORES QUE INFLUYEN EN LA PIEL DE NUESTROS PIES

Las enfermedades metabólicas, como la diabetes, pueden afectar al estado de la piel ya que disminuyen la humedad y provocan la deshidratación. Esto sucede igual con pacientes que sufren problemas circulatorios, los cuales deberán prestar más atención al cuidado de sus pies puesto que son más propensos a sufrir alteraciones en esta zona.

Los medicamentos o tratamientos como la diálisis, la quimioterapia o la radioterapia también pueden provocar efectos secundarios en la piel deshidratándola.

Es por eso que, si estamos realizando alguno de estos tratamientos, debemos cuidar nuestra piel de una manera más minuciosa para prevenir grietas y problemas a corto y largo plazo.

0
Feed

Dejar un comentario