Tipos de calzado. ¿Sabes cómo elegirlo?

Tipos de calzado. ¿Sabes cómo elegirlo?

Muchos de nuestros pacientes acuden a consulta por molestias en el talón, almohadillas plantares y arco interno, entre muchas otras dolencias. Es habitual seguir un tratamiento basado en estiramientos, terapia física u órtesis plantares; pero la lucha comienza cuando hay que modificar un hábito que, tras muchos años, han interiorizado, bien sea por restricciones laborales de vestimenta, estilo personal o coste de los mismos: hablamos del calzado.


A continuación, al igual que le indicamos al paciente, podéis evaluar vuestro calzado actual o en futuras compras comprobando los siguientes aspectos:


  • Flexionar y doblar el zapato
Repetiremos esta acción dos veces y, si nos encontramos ante un zapato demasiado blando, se recomienda pasar al siguiente.


  • Comprobar el contrafuerte
Situado en la parte posterior del calzado, esta pieza es fundamental ya que nos va a servir de guía en la pisada marcando la dirección de la marcha. Por lo tanto, comprobaremos que sea lo más rígido posible y que no nos permita los desplazamientos laterales.
  • Reconocimiento de la suela
Recomendamos que, en líneas generales, la suela sea semidura, ya que un exceso de amortiguación sin un correcto apoyo genera mayor estrés en los tejidos causando fatiga y dolor.
  • Sujeción
Se debería comprobar el sistema de sujeción mediante cordones o velcros, quedando el calzado bien adaptado al pie. Con ello, se evitan movimientos de deslizamiento del pie sobre la suela. No obstante, es aconsejable que no oprima las estructuras en exceso. El dedo más largo del pie siempre tiene que localizarse en torno a 0,5 centímetros del contacto con la parte delantera. Si no se respeta está distancia es muy común que aparezca una sensación de hormigueo en zonas distales, haya perdida de uñas o aparezcan hematomas.
0 0
Feed

Dejar un comentario